¡Árbitro, la botella!

Al protagonista del siguiente vídeo, árbitro para más señas, le cambiaron el silbato por la botella de vodka. Y se ve que del gusto no anda muy bien, porque empezó a soplar y soplar de la botella y no se dio cuenta hasta que acabó con ella. Claro, luego pasa lo que pasa.

arbitro

Aún así no se puede negar que el señor colegiado no se tome con dignidad el asunto, yéndose por la puerta grande entre vítores y aplausos, correspondidos y agradecidos por su parte. Un crack, con todas las letras.

Los empleados del campo, dadas las circunstancias, hacen finalmente lo más sensato. Pero no negaréis que habría estado curioso ver algunos minutos de arbitraje on fire de nuestro amigo del silbato etílico, ¿verdad?

Consigue aquí tu cámara oculta y graba tus propios videos.