, , , ,

Cámara oculta: el hombre búho

Ya hay que tener mala sombra para gastar una broma así, pero francamente…. Si te metes en un viejo hospital abandonado, ¿qué te puedes esperar? ¿Que salga Caperucita Roja de uno de los quirófanos? No, ¿verdad? Sin embargo, ver aparecer un hombre-búho con unas garras del tamaño de una navaja albaceteña , aunque en el fondo tenga más lógica, no deja de hacer que las pobres víctimas de esta broma se queden blancos del miedo. ¡Y no se les puede culpar!

Consigue aquí tu cámara oculta y graba tus propios videos.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *