, , , , ,

Cat Bowling! / ¿Soldados o robots?

¿Qué pensarán Kodos y Kang cuando observen nuestro planeta desde su nave espacial? Quiero decir, aparte de pensar en invadirnos, esclavizar nuestra raza y condenarla a una existencia miserable que solo conduce a largo plazo a la extinción. No es difícil suponer que acaben pensando que estamos como una cabra y que no hay forma, ni humana ni alienígena, de entendernos. Un día salimos con una cosa y al día siguiente con la contraria, somos capaces de lo mejor y de lo peor, de lo más primario y de lo más elaborado. Y claro, todo eso acaba volcándose en Youtube y contenedores similares, haciendo que la palabra «contenedor» se cargue aún más de significado.

En el primer vídeo de este post podréis ver en acción uno de los principales motores de la creatividad humana: el aburrimiento. Así es, dear fellas, aburrirse como una ostra es uno de los acicates más importantes que tenemos a la hora de poner en marcha las neuronas y hacer cualquier otra cosa. Que el resultado de todo ello sea más o menos productivo ya es harina de otro costal, por supuesto. ¿Por ejemplo? Jugar una partida de cat bowling. Es decir, putear a tu gato de una manera sofisticada, usando un puntero láser y un montón de objetos apilados haciendo de bolos. Y por supuesto con la participación activa de un teléfono móvil que grabe las imágenes para compartirlas luego con el resto de la humanidad a través de tu red social favorita. Que todo el mundo sabe que si no lo haces así, pierde toda la gracia.

Y en este vídeo nos vamos a ir ni más ni menos que a Tailandia. Otro ejemplo de lo que produce el aburrimiento, aunque en este caso es menos dañino y más vistoso para el ojo humano. ¿Cómo tener entretenidos a los militares para que no se pongan a pegar tiros por pura desidia? Pues nada, les enseñamos a hacer coreografías flipantes para que dejen a familiares y turistas con la boca abierta. Y las cosas hay que decirlas como son, esta gente se lo monta bien, bien. Hasta tal punto que llega a dar un poco de grima por momentos, porque no sabemos si estamos viendo a personas reales o a robots automatizados. Sea como sea, mientras no descarguen sus fusiles contra el pueblo, que sean lo que tengan que ser y bailen lo que tengan que bailar.

Consigue aquí tu cámara oculta y graba tus propios videos.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *