, , , , , , , ,

Cuidado con las citas a ciegas

Con las citas a ciegas hay que andarse con ojo, aunque suene a coña. Hay que asegurarse bien de con quién estamos hablando antes de dar cualquier paso en falso, sobre todo si vamos a saltar a la siguiente base y vamos a tener una cita formal. Y en este sketch o cortometraje (según se mire) vais a encontrar rápidamente el porqué de ello. Siempre conviene hacer un primer encuentro por webcam antes de llevarnos una sorpresa que puede ser bastante desagradable, como le acaba pasando al protagonista de esta historia. ¡Mucho cuidadín con la gente, que está mu loca! El que avisa no es traidor, ya lo sabéis.

Y no es ninguna tontería eso de que la gente no está bien de la olla. De hecho, a veces llegamos a la conclusión de que demasiado poco malo ocurre en el mundo con la cantidad de chalados y gente desequilibrada que hay pisando la faz de la Tierra. Algunos pierden la paciencia muy, pero que muy pronto y a la mínima de cambio. Por ejemplo, por algo tan trivial en apariencia como perder una partida jugando a algún videojuego. Seguro que os suena el vídeo del niño loco alemán que se ponía hecho una fiera y acababa destrozando medio ordenador a base de dar porrazos, presa de la frustración y de un ataque de histeria. Pues bien, aquí tenemos a alguien que debe ser pariente suyo, o imitador, o que sufre del mismo trastorno nervioso, porque se pone hecho una furia por el mismo motivo. Eso sí, este lleva su mala leche hasta las últimas consecuencias, dejando al niño alemán como una hermanita de la caridad a su lado. Y si no te lo crees, dale al play y ya verás qué miedito da el chaval, que de tierno infante tiene más bien poquito. Menos mal que la pistola que lleva solo la puede manejar a través de la pantalla, porque este chico parece capaz de descerrajarte un tiro de verdad en pleno ataque de locura…

Consigue aquí tu cámara oculta y graba tus propios videos.
1 comentario

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *