, ,

Demasiado subwoofer para tan poco carro

Tanto vacilar, tanto vacilar… ¿Habéis visto la típica escena de película en la que la vajilla estalla en pedazos cuando hay un sonido hiperagudo? Pues bien, esto viene a ser lo mismo pero en su versión contraria. O sea, de tanta vibración con esos pedazos de subwoofers, los cristales del coche acaban haciendo crack. Y claro, lo que pretendía ser un «vacile to guapo» acaba siendo como irse con el rabo entre las piernas.

Consigue aquí tu cámara oculta y graba tus propios videos.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *