, , , , , , , ,

En ocasiones veo chinos

¿No te ha pasado nunca? ¡Venga ya! Si es lo más normal del mundo. Te levantas una mañana de resaca, y de camino al bañote encuentras a un chino en mitad del pasillo de tu casa. ¿No? Pues si compartes piso con nuestro amigo Tato puede acabar ocurriéndote día sí y día también. Y ni siquiera hace falta que consumas drogas alucinógenas para empezara a ver orientales agazapados detrás de las macetas del recibidor. Si quieres saber el motivo, no tienes más que ver el vídeo.

Consigue aquí tu cámara oculta y graba tus propios videos.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *