, , ,

Estornuda mientras toca el trombón

Ya hay que tener mala pata, o mala nariz, en este caso. Échale a la culpa a un resfriado, o a la maldita alergia primaveral, o a una mota de polvo que se te ha metido por una fosa nasal. Lo que quieras. Pero estornudar en mitad del concierto de una orquesta mientras tocas el trombón ya es mala suerte y algo de lo más inoportuno. Más de uno entre el público tuvo que dar un respingo después de sobresaltarse con esa nota estridente que no venía a cuento. En fin, ¡gajes del oficio! Aguantarse un estornudo es una de las cosas más difíciles que debe haber en esta vida.

Consigue aquí tu cámara oculta y graba tus propios videos.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *