, , , , , , ,

La broma del brazo roto / Choca esos cinco

¡Y seguimos para bingo con la cámara oculta, señores! Más performance humorística a gogó en mitad de la calle, muy fresquita y directamente traída desde los Estados Unidos. Una es más gamberra, la otra más naïf, una más de «aquí te pillo, aquí te mato» y otra con algo más de curro en la post producción. Pero ambas tienen un elemento en común: los viandantes son actores necesarios para esta obra, y ellos no lo saben.

La primera broma tampoco es que descubra América, pero es un clásico básico ahí donde la ves. Seguro que en el colegio o el instituto has visto a alguien capaz de hacer cosas así o que inspiren incluso más grima, pero escuchar ese sonido de hueso roto no deja de remover las tripas cada vez. Atentos a cómo escoge a sus «víctimas» este bromista, la mayoría de ellas jóvenes muchachas en grupo. ¿Acaso pretende ligar con esta técnica tan particular? Alguien tendría que decirle que utilizara una broma algo menos repulsiva…

https://www.youtube.com/watch?v=jxAqMKObZ_8

Y como decíamos, la segunda propuesta de hoy tiene un tono más inocente que la anterior. Vamos, que solo le falta tener de fondo la canción de «Happy» de Pharrel Williams (seguro que nunca la has escuchado, ¿verdad?). La mecánica es bien sencilla: se trata de hacer un «high five», o lo que es lo mismo, un «choca esos cinco» a los incautos habitantes de Nueva York que se quedan en mitad de la calle con el brazo extendido esperando que se pare un taxi a recogerlos. Hacer algo así en una ciudad en la que tanta gente tiene la cara larga por el estrés diario casi podría considerarse activismo, sobre todo cuando vemos que la mayoría responde con sonrisas y buen rollo. Oye, que no todo va a ser ir a trabajar y a reuniones de gente con corbata, ¿verdad? También podemos ver a gente algo más desconfiada que en seguida retiran la mano porque no se fían del barbudo que va dando saltos como una cabra en mitad del monte. Supongo que desconfían de los barbudos en general, o de los hipsters, o vete a saber. ¡A sonreír un poco, hombre ya! Tanta cara de ajo y tanta tontería…

Consigue aquí tu cámara oculta y graba tus propios videos.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *