, , , , ,

La broma del sicario ruso

No diréis que no hay que tener mala leche en el cuerpo para idear una broma así, ¿verdad? Sobre todo porque es la típica situación que no te puedes imaginar que pueda ser susceptible de convertirse en gancho para gastarte una bromita inocente. Imagínate que te pasa a ti y de repente te encuentras a un sicario con acento ruso torturando a otra persona maniatada y amordazada. Y que ese sicario se da la vuelta y empieza a preguntarte que quién eres tú y por qué estás allí. Y empieza a apuntarte con la pistola, y…. y…. Vamos, que me diréis que no hay que tener mala sangre. ¿¿¿pero a que es genial???

Consigue aquí tu cámara oculta y graba tus propios videos.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *