En este desfile del Día de Acción de Gracias en Estados Unidos estuvo a punto de originarse lo que en terminología técnico-científica podría llamarse un pifostio de narices. Se ve que había ese día una considerable ventolera, que pese a los esfuerzos de los voluntarios acabó destrozando de mala manera una enorme figura hinchable de Barney el Dinosaurio. No se sabe quién gritaba más en este vídeo, si los padres atemorizados por el muñeco gigante a punto de desplomarse sobre sus cabezas o lo niños traumatizados viendo cómo el personaje de televisión acababa destrozado y abierto en canal.

Consigue aquí tu cámara oculta y graba tus propios videos.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *