, , , , , ,

Lo primero es lo primero

¡Atención, alerta! ¡Vídeo perruno en el horizonte! Y no es el típico vídeo de cucadas y monerías perrunas grabadas por un orgulloso papá humano. Aunque da casi la misma ternura o más, y ahora veréis por qué. Se trata una competición de carreras para demostrar quién es el chucho más veloz de los Siete Reinos, en la que se compite de forma individual y luego se cuenta el tiempo que ha tardado cada perro en recorrer la distancia necesaria. Pero no iba a ser todo tan fácil, desde luego que no. Antes de llegar a la meta tendrán que sortear una serie de obstáculos. O más bien, en lugar de sortearlos lo que tienen que hacer es no sentir la fuerza que los atrae como imanes hacia ellos. En realidad se trata de toda una prueba de fidelidad hacia sus amos en contraposición a seguir los instintos naturales… Y no todos superan la prueba, claro está. Aunque si pudiera hablar, el último perro que sale en el vídeo podría decirnos que él sí quería ganar la carrera y correr a los brazos de su dueña, pero que cada cosa hay que hacerla en su momento. Vamos, que lo primero es lo primero, y lo otro ya vendrá después. Un consejo para la chica, por si quiere competir otra vez en un campeonato parecido: asegúrate de darle de comer a tu perro antes de empezar. Por lo menos un saco entero de pienso hasta que se sacie…

Habrá quien pueda decir que el perro le aguó la fiesta a la chica (aunque a él en realidad se la traía al pairo correr o no correr, porque esas tonterías humanas ni le van ni le vienen). Y es verdad que a veces, cuando estamos justo en lo mejor de una fiesta, llega alguien y «zasca». Mete la pata hasta el fondo, y bien metida. O la cabeza. O el brazo. O el cuerpo entero. Pero se llega a ver cada leñazo en las fiestas, sobre todo cuando empieza a correr el alcohol, que sería un crimen no haber hecho un vídeo como este en el que se recopilan algunas caídas de campeonato en mitad de fiestas.

Consigue aquí tu cámara oculta y graba tus propios videos.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *