Marca gol y la lía en la celebración

Qué importante es el autocontrol y qué poco lo practicamos a veces, ¿verdad? Aquí tenéis un ejemplo claro y cristalino. A ver, que está muy bien sentirse eufórico, presa del frenesí y el éxtasis después de marcar un gol (aunque sea un gol de churro, vale igual que uno bonito). Eso está fenómeno. Pero a ver, chaval, ¿en qué momento se te ha pasado por la cabeza que puede ser una buena idea arrearle un cabezazo al banquillo? ¿Lo viste anoche en una película de Steven Seagal y has querido imitarlo? Porque lo lógico es que pasen dos cosas: o que te casques la cabeza o que se casque el banquillo. Y claro, el árbitro no está para numeritos y saca la tarjeta con el color que saca. Autocontrol, niñas y niños. Qué importante que es.

VIDEOS RELACIONADOS

Comparte este VIDEO

Más VIDEOS DE HUMOR