, , , , ,

Niños cabreados y mayores que no crecen

Estas son las típicas imágenes que hacen que tengas ganas de decirle a alguien: “¿Pero no te da vergüenza?” Supongo que algunas de estas personas sentirán un poquito de arrepentimiento si luego se ven en la tele, pero el caso es que en el momento son auténticos depredadores que no respetan a nada ni nadie con tal de atrapar su preciada presa: una pelota de béisbol. Aunque para ello haya poco menos que arrancársela de las manos a un niño y partirle el corazón. ¡Si es que hay adultos que en el fondo no son más que niños grandullones!

Camaras ocultas - Tienda mini camaras ocultas
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *