Qué grande es estar con amigos. Sobre todo cuando hay de por medio cosillas de esas que dicen que te meten en los bolsillos, de las que empiezan por «dro» y terminan por «ja». He aquí a unos cuantos ejemplares de homo hispanicus en su hábitat, disfrutando de un rato de solaz y esparcimiento al mismo tiempo que realizan un ritual de disputa entre machos alfa, que acabará, como podréis ver, en términos amistosos. Fair play, amigos. Y que viva la vida, que viva el amor.

Consigue aquí tu cámara oculta y graba tus propios videos.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.